La vida me enseña a ser paciente y esperar…

La vida me enseña a ser paciente y esperar…

La vida me enseña a ser paciente (p a c i e n t e) y esperar. Empecemos por lo primero, la palabra paciente proviene del latín pati, que significa sufrir. Según Wikipedia, “paciencia es la actitud que lleva al ser humano a poder soportar contratiempos y dificultades para conseguir algo bien”. La paciencia nos lleva a ser mejor personas, pero la espera nos ayuda a conocernos mejor.

¿Sabes a lo que me refiero, no? Si te pregunto por situaciones donde haz tenido que ser paciente se te vienen varios momentos a la cabeza. Esperar en la fila del supermercado, al semáforo que cambie de color, por una respuesta afirmativa, un día especial, un viaje que llevas planeando desde hace mucho tiempo, o al amor de la vida.

La palabra esperar me gusta mas. La definición que el world reference dictionary no da es para una actividad para que algo suceda. Y aunque la espera nos desespera, nos da la esperanza que necesitamos para lograr el resultado que queremos. Tener esperanza es tener fe que las cosas van a salir bien, o no tan bien pero eventualmente van salir.

Asi me enamoro de los procesos

Así ha sido que por medio de experiencias de espera me he ido enamorado de los procesos y al saber esperar con o sin paciencia he ido construyendo el camino. Suena un poco a cuento, y se imaginaran un camino limpio, lleno de flores y hasta pajaritos cuando en realidad no todo mi camino no ha sido así. Esta lleno de huecos, precipicios, rocas y tornados pero también flores y pajaritos. Todo esto es lo que lo hace interesante.

No debemos preocuparnos por las cosas que no han pasado. Siempre son preocupaciones extra y nuestra cabeza arma películas de Hollywood. Estar adelantándonos a los hechos solo hace que pongamos a prueba nuestro nivel de ansiedad.

Para que la espera esté de nuestro lado, en primer lugar tenemos que identificar los momentos en los que hace falta.

La vida me enseña a ser paciente y esperar…

Cuando estos momentos han sido identificados, y necesitas ayuda para no caer en el desespero te traigo algunos tips que a me han funcionado:

Mantén la mente entretenida

Nuestro mejor aliado es el celular. Dependiendo el tiempo de espera que tengamos podemos hacer diferentes cosas. Tenemos muchas opciones de aplicaciones para todo. Ir aprendiendo un idioma nuevo, descargar un juego nuevo, escuchar un podcast que nos enseñe algo, enviarle un mensaje a un amigo, actualizar el teléfono, revisar las redes sociales, etc.

Acudir a un amigo

Cuando esperas con un amigo la espera se hace mas corta e interesante. Pueden compartir una historia, adelantar conversaciones, jugar alguna cosa, hacer planes, darse apoyo moral, etc.

Ir a comer algo

Pensar en lo que vamos a comer mas tarde, o ir por algún snack puede ayudar a que la mente se enfoque en otra cosa y podamos hacer una pausa, darle un espacio para ganarle a la ansiedad.

Deja que fluyan las cosas

Está muy claro que no podemos controlar todo en nuestras vidas. Podemos perder el control de lo que pasa más no de cómo reaccionamos ante las situaciones que se nos presentan. Eso hace la diferencia.

Espero que la próxima vez que tengas que esperar, recuerdes estos sencillos tips. No van a cambiar la situación pero puede que la paciencia se vuelva en una virtud que podamos aprender a saber manejar.

Deja una respuesta