El mejor vino para acompañar un brunch

mejor vino para brunch

Encontrar el mejor vino para acompañar un brunch es más fácil de lo que crees. Como siempre, amamos y cuidamos cada detalle del brunch. Desde el menú hasta la decoración de la mesa, pasando por la etiqueta. Por eso, sabemos que los cócteles y el vino no pueden faltar. En el menú por lo general encontramos platos de sal y de dulce. De la misma forma encontraremos ingredientes y complementos que harán resaltar sabores, texturas y que caigan bien al paladar. Encontrar el balance de estos sabores es cuestión de retar los mismos ingredientes para que entre ellos exista la armonía que tanto buscamos. 

En este post vamos a ver qué vino le va mejor a tu menú de brunch favorito

El mejor vino para un brunch

Menú dulce

Dentro de la categoría de platos dulces podemos incluir pancakes, waffles y pasteles. Para este tipo de platos, se recomienda un vino dulce. Ya sea del mismo nivel de dulce o un poco más. Eso quiere decir que vinos como el prosecco, moscatel o incluso un lambrusco combinan bien. Según expertos, entre más dulce el vino menor es el grado de alcohol después de la fermentación. Esto hace que los sabores dulces combinen muy bien entre sí. 

Platos con vegetales

Las verduras son una buena opción en los platos de brunch. Platos como lo son la frittata, el quiche o los huevos mediterráneos son el ejemplo perfecto. Para acompañar estos platos la combinación perfecta es un vino tipo grenache francés, rosé o pinot gris. Estos vinos llevan toques de frutas y aromas.

Salmón ahumado

Los platos con salmón ahumado sobresalen en el menú de brunch. Ya sea un bagel con salmón y queso crema o unos huevos pochados acompañados de salmón. Siempre va a ser una opción deliciosa y fresca. Los mejores acompañantes son el sauvignon blanc, prosecco o el pinot gris. Sus notas ácidas y aromas herbales le dan el toque perfecto. 

Carnes rojas

Las carnes rojas son aliados del menú de brunch. Un ejemplo: jamones o tocino van muy bien acompañados de unos huevos pochados o revueltos. Para este tipo de platos es recomendable acompañarlos con vinos tipo cabernet sauvignon, bourgueil, prosecco, pinot noir, o incluso un tempranillo. Su textura media de hierbas y aromas con un poco de vegetal hacen que el balance del vino sea el correcto. 

La combinación entre sal y dulce


Entre el menú del brunch siempre existe la posibilidad de tener platos que tengan sal y dulce. Estos son platos como los famosos waffles and chicken. Una deliciosa combinación de pollo frito con waffles y un poco de miel. Este tipo de combinaciones son ideales porque hacen que el balance sea delicioso. La mejor combinación de estos platos son bebidas como champagne o cava. Sus burbujas refrescantes dan una sensación agradable al paladar. Una combinación versátil y perfecta a la hora del brunch. 

Estas son solo algunas de las muchas combinaciones que tienes para acompañar tus platos favoritos de brunch. Si no tienes muy claro el tema de los vinos, siempre puedes preguntar a un experto qué vino le va mejor a tu elección de menú. 

Deja una respuesta