La herencia del brunch y sus teorías

El brunch como ya sabemos es literalmente la fusión de breakfast y lunch, es decir el desayuno y el almuerzo. Es ideal para los que no madrugan, y les gusta socializar. Como lo queramos ver, es un desayuno tarde o un almuerzo temprano. Generalmente es popular en los fines de semana con amigos o familia para ponerse al día de lo que ha pasado durante la semana, aunque ya está bien visto tener brunch cualquier día.

Es un ejemplo de globalización y una opción que ya ha sido adoptada por muchos, trayendo felicidad a la mesa y a los corazones. Es así como una comida vale por dos.

La herencia del brunch y sus teorías

 

Teorías de la historia del brunch

Fueron los ingleses

  • Estudios dicen que los británicos fueron los primeros en popularizar este delicioso concepto gastronómico. Aparentemente desde 1896 ha estado presente entre las familias poderosas familias inglesas. Siendo no solo un ritual gastronómico sino también una fiesta de domingo. Así fue que esta tradición inglesa llego a tierras americanas.
  • Otros estudios analizan la posibilidad que empezó igualmente en Inglaterra. Pero que era un desayuno después de una mañana de cacería. Los hombres de las familias poderosas iban de caza y cuando regresaban con las presas, las entregaban a sus sirvientes para que prepararán un gran desayuno.

Fueron los norteamericanos

  • También existe la teoría que dice que el brunch fue creado en Estados Unidos. En las zonas rurales de New York y New Orleans. Donde los trabajadores necesitaban una comida entre el desayuno y el almuerzo que proporcionara la energía para sus actividades.O por lo contrario una comida antes del almuerzo, para recuperarse después de una noche de fiesta. Creando también la oportunidad de hablar de la fiesta de la noche anterior.
  • Dicen también que fue inventado por mujeres de New York en los años 30s para incluir bebidas alcohólicas a una temprana hora del día, y que no fuera mal visto por la sociedad. Esto, también era una forma de cortar las tareas del hogar. Ya que solo se cocinaba y limpiaba una vez en lugar de dos. Se cree que en los 30s fue la época donde los libros de cocina se popularizaron, y las mismas escritoras de esta literatura culinaria promocionaban los brunch como una actividad rutinaria en la semana. Mezclando recetas tradicionales con vestidos preciosos.
  • Otra teoría más, nos dice que su aparición fue en Harlem, New York en los años 50. En una iglesia de Gospel. Ofrecía comida para sus asistentes después de los servicios religiosos. Era una oportunidad no solo para atraer más gente a la comunidad si no también para compartir alimentos y socializar con personas de la comunidad.
  • En los 80´s se empezaron a popularizar los bufetes en hoteles, ofreciendo cantidades abundantes de comida para sus invitados VIP. Incluyendo platos de diferentes partes del mundo para poder satisfacer a sus clientes internacionales. Se volvieron populares igualmente en Estados Unidos los restaurantes que ofrecen solo pancakes o desayunos 24 horas del día.

En España, el brunch como tal, es relativamente nuevo y se conoce como una tradición americana. El primer brunch tuvo lugar en el hotel Ritz de Madrid, hace unos 35 años. Hoy en día muchos eventos giran en torno al brunch.

El brunch de hoy 

Es una comida moderna, casual y divertida. Usualmente va de 10 de la mañana a 3 de la tarde. Todos somos bienvenidos en una linda mesa de brunch. Incluye una gran variedad de opciones entre sabores dulces, salados y experimentales.

Hoy en día sigue siendo un evento social para todo tipo de ocasión. Ideal para familias, importantes reuniones de negocios, eventos sociales y hasta citas.

De todas estas teorías mencionadas, lo cierto es que ya se han involucrado sabores de todas partes del mundo en una sola comida. Es una mezcla entre lo tradicional y lo liberal. Satisfaciendo y rompiendo estereotipos de toda clase social, económica y religiosa.

La verdad es que el brunch lo disfrutamos todos. No importa la edad o el genero, lo único que hay que tener en cuenta de todo esto, es que el brunch se ha vuelto parte de nosotros.

 

Deja un comentario