El mundial me esta dejando unos kilos de más (parte 1)

Por estos días, no oímos más que hablar sobre el mundial. Los jugadores, los goles y las injusticias de los jueces de línea son los titulares de estos días. Y no es para menos, si en este momento el foco del mundo está en el futbol.

Entre la ansiedad y los nervios el mundial me esta dejando unos kilos de más…

Es que la fiebre del mundial me ha contagiado como a todos. Y aunque algunos digan que el futbol es solo para hombres, la verdad es que no es una cuestión de géneros. Es la unión de toda una nación completa apoyando a un mismo equipo.

Es ver a nuestros ídolos en acción, dando lo mejor por un equipo y un país. Aunque muchos de los favoritos ya hayan sido eliminados todavía hay esperanza. Como dicen los comentaristas deportivos, cualquier cosa puede pasar.

La emoción de escuchar el himno nacional y gritar ¡Vamos equipo! Nadie nos la puede quitar, tenemos derecho a soñar con ser campeones.

Los sentimientos no se pueden negar, y por más lagrimas y sonrisas que lleva el mundial; la verdad es que el balón conquista los corazones de los espectadores.

Cada equipo que va debutando en la cancha me pone los nervios de punta, y como el titulo de este articulo lo dice: Este mundial me está dejando unos kilos de mas.

La ansiedad, los nervios y el menú…

  • Este mundial me esta dejando unos kilos de más (parte 1) El 14 de junio empezó el mundial y con el llegaron las emociones. No faltó la cerveza acompañada de alitas de pollo bañadas en salsa bbq y unas papas fritas.
  • A medida que avanzan los partidos, la ansiedad se agudiza. Y el menú no varia mucho. La cerveza sigue presente y las alitas puede que cambien por costillitas bbq o hamburguesas xL.
  • Ni hablar de la espera a que empiece el partido o los días que me toca esperar para ver a mi equipo jugar. Aquí el menú va desde las papas fritas, hasta los combos mundialistas, porque los restaurantes también aprovechan la época para hacer promociones y alimentar bien a sus clientes.

Espero que para el 15 de julio, día que termina el mundial, el menú sea una ensalada con un jugo natural. Y así el debido detox post mundial.

Como alguien me dijo una vez: “ el partido no acaba hasta que el arbitro no da el ultimo pitazo” y el mundial no acaba hasta que el equipo ganador tenga la copa en sus manos y se declare como el mejor del mundo.

Yo por ahora tengo conmigo una caja de cerezas, que por cierto es la fruta de temporada y espero como evolucionan los partidos.

¡Qué gane el mejor!

Deja una respuesta